Huelga general = miedo general

Manifestación contra la reforma laboral celebrada en Madrid

Manifestación contra la reforma laboral celebrada en Madrid

El desempleo es la principal preocupación de los españoles, seguido a mucha distancia por la economía y los políticos. En nuestro país hay cerca de 5,3 millones de personas que están en el paro y temen no encontrar un puesto de trabajo, y algo más de 23 millones que se echan a temblar ante la posibilidad de perderlo.

La reforma laboral aprobada el pasado 10 de febrero y convalidada la semana pasada en el Congreso de los Diputados facilita y abarata el despido, con la intención de adecuar el mercado laboral a las nuevas necesidades y crear empleo. El problema es que, como ha reconocido el propio Gobierno, la sangría del paro seguirá creciendo. Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, solo este año la recesión se llevará por delante 630.000 puestos de trabajo.

Por eso es muy probable que la huelga general convocada para el próximo 29 de marzo no tenga la repercusión buscada. Porque, aunque no faltan los motivos, sobra mucho miedo. Y cada uno tiene su propia historia.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Mercado laboral

3 Respuestas a “Huelga general = miedo general

  1. Ramón

    Sin negar el factor del miedo, me atrevería a añadir que los sindicatos han perdido su representatividad entre los trabajadores, lo que es achacable solo a ellos. Y apoyar la huelga general es apoyar a quienes la convocan. Por otra parte, si los trabajadores queremos que se nos oiga no basta con el gesto de una huelga puntual como esta. Parece mentira que, con lo que ha cambiado el mundo, sigamos utilizando los mismos métodos de presión que hace treinta años… Una huelga general solo es válida si se prolonga indefinidamente en el tiempo y demuestra a Gobierno y patronal que el poder lo ostentan los trabajadores. Lo del 29 de marzo es un farol descubierto.

  2. Efectivamente, es posible que durante los últimos años los sindicatos no hayan estado a la altura de las circunstacias. Sin embargo, afirmar que apoyar la huega general es respaldar a los sindicatos quizá sea demasiado.
    Lo suyo sería que el 29 de marzo cada uno pudiera obrar según su conciencia -para respaldar el paro o no- y no en función de las presiones.
    ¡Gracias por tu comentario, Ramón!

  3. Rafael Soria

    Todos deberíamos hacer un ejercicio de responsabilidad y por tanto acudir a defender nuestros derechos. El miedo debe quedarse en casa. Si no nos apoyamos entre nosotros, entonces ¿Quién lo va a hacer?.
    Rafael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s