España no es Nevada

Las Vegas

De aceptarse las condiciones reclamadas, Eurovegas se convertiría en un espacio fuera de la ley

Hace años que Las Vegas vive sumida en una crisis que ha disparado la tasa de paro al 13% (en el conjunto de EE.UU. es del 8,5%) y ha provocado que casi la mitad de las propiedades vendidas en los últimos años estén hoy embargadas. El estado de Nevada está a la cola de la Unión en cuanto a calidad de la enseñanza y ocupa los primeros puestos del ranking de crímenes violentos.

Pero durante décadas, sus casinos fueron capaces de convertir el árido desierto de Nevada en una máquina de hacer dinero que a día de hoy sigue atrayendo a 35 millones de turistas y profesionales al año.

Ahora, la misma promotora responsable del complejo de Nevada ha puesto sus ojos en España. Madrid y Barcelona pugnan por albergar un macroproyecto que incluirá 12 complejos hoteleros, 6 casinos, instalaciones de ocio y negocios. Y, lo más importante, que generaría 260.000 puestos de trabajo y daría lugar a un incremento del gasto turístico de cerca de 15.500 millones de euros durante los próximos 10 o 15 años.

Pero convertirse en Las Vegas europeas tiene su precio. De entrada, España tendría que ceder los terrenos, responsabilizarse de las infraestructuras necesarias y avalar un préstamo de 25 millones de euros.

Pero, además, debería plegarse a otra serie de privilegios. Algunos de índole fiscal, como no pagar durante los primeros años las cuotas de Seguridad Social de los trabajadores. Y otros de tipo laboral, entre ellos la flexibilización de los convenios colectivos y de la ley de extranjería para acelerar la contratación de extranjeros. Además, entre las condiciones se encontraría la “relajación” de la ley de prevención de blanqueo de capitales.

En definitiva, Eurovegas se convertiría, por decirlo finamente, en un espacio fuera de la ley. En este contexto, añadir que se podría fumar en los casinos parece una simple anécdota.

Dicho esto, y en vista de los beneficios económicos que reportaría a nuestro país y de las condiciones leoninas que, a cambio, tendría que cumplir, no es de extrañar que la polémica esté servida. ¿Tú qué opinas?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Fiscalidad, Inversiones, Mercado laboral

2 Respuestas a “España no es Nevada

  1. Alberto

    Ignoraba los problemas que afronta Nevada y, en vista de las condiciones que el promotor del complejo parece exigirnos, solo cabe desear que, encima, no le pongamos la cama… Por otra parte, esas cifras de empleo con que tratan de seducirnos los hacedores de espejismos siempre me han parecido exageradas: ¿260.000 puestos de trabajo? ¿Cómo se calculan esas cosas? No puede haber un proyecto tan avanzado, ya que carece de sede. Propongo que un periodista bien informado nos diga el número de trabajadores reales que sostiene la ciudad de Las Vegas que, por otra parte, se ha ido levantado a lo largo de los últimos ochenta años. Y, en fin, que puestos a buscar comparaciones entre un sitio y otro, me pregunto quién será nuestro particular “Bugsy” Siegel…

  2. David

    Hay que considerar que, de esos supuestos 260000 empleos, los mejor remunerados no serían para españoles, sino para los directivos de las empresas que invierten en el complejo. Que con la relajación de las leyes, las condiciones laborales de los puestos serían dudosas, y que la riqueza que generaría no tendría por qué afectar a los comercios españoles de la zona, puesto que tal y como está planteado sería algo parecido a un “resort” como los que hay en el Caribe, cerrado e independiente del país donde se instala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s